Archivo General de la Provincia de Mendoza (1948)

Con esta entrada doy incio a la exploración en particular de cada uno de los edificios proyectados por Belgrano Blanco en su plan de 1948 para el Centro de Gobierno… el famoso “proyecto original”. Como ya sabemos, sólo los Tribunales y la Casa de Gobierno de ese plan se edificaron. Los demás edificios son sólo proyectos.

Me pareció interesante arrancar con el edificio del Archivo General. Por un lado, porque al margen de las sedes de los tres poderes, es uno de los más grandes propuestos. Por el otro, porque en la actualidad han habido novedades edilicias para esta institución de la provincia, si bien se han dado fuera del Barrio Cívico.

Transcribo íntegra la porción de la Memoria Descriptiva dedicada al Archivo General de la Provincia.

“PREVISIÓN PARA FUTUROS EDIFICIOS

Además de los edificios destinados para P. Judicial y Ejecutivo programados para su inmediata ejecución, se ha previsto la ubicación de otros que completarán el conjunto, para ser realizados en futuras etapas de acuerdo a las progresivas necesidades de la Administración Provincial y posibilidades económicas del Estado.

En este orden corresponde citar el Palacio Legislativo y el del Archivo de la Provincia. Con respecto a éste último cabe decir que su necesidad es cada vez mayor debido al incesante aumento de expedientes que ingresan a los archivos de las reparticiones de capacidad siempre limitada. Las dificultades de espacio en ellas corren parejas con las de una buena clasificación que permita su fácil consulta por cuestiones administrativas o para la investigación histórica; particularmente importante es evitar la irremediable destrucción de importantes documentos por los clásicos enemigos del papel: la humedad, la polilla y los ratones.

El edificio para el Archivo Provincial permitirá descongestionar a las reparticiones, ordenar y clasificar la documentación importante, destruir los papeles sin valor, preservar a los que lo tienen y permitir fácilmente su consulta. El espacio calculado para archivo propiamente dicho y oficinas administrativas, permitirá también tener otras importantes dependencias, tales como salas de lectura y sala de conferencias. Su ubicación en el conjunto del Centro de Gobierno responde a contar con un lugar apartado y tranquilo.”

Ministerio de Economía, Obras Públicas y Riego, El Centro de Gobierno de Mendoza. Antecedentes y Proyectos, Mendoza, 1948, p. 29.-

.

Imágenes de la misma fuente.

El Archivo de la Provincia en el plano original del Centro de Gobierno. Click sobre la imagen para ampliar.

Ubicación en la maqueta. Click para ampliar.

.

Hubiera estado ubicado sobre la actual calle Virgen del Carmen de Cuyo, en paralelo al cuerpo central de la Casa de Gobierno, y retirado de la línea de edificación (aunque no tanto como lo está aquel). Podríamos especular con que una parte del edificio se superpondría hoy con el Auditorio Ángel Bustelo o al menos con su explanada.

.

Acercamiento al Archivo en la maqueta original. Click sobre la imagen para ampliar.

Fachada norte del Archivo, sobre lo que hoy sería calle Virgen del Carmen de Cuyo.

Podemos apreciar su dimensión. Se trata a simple vista de un monoblock muy similar al cuerpo central de la Casa de Gobierno y del Palacio de Tribunales, aunque con dos o tres pisos menos. Se destaca en su frente norte un pórtico o galería,  que parece tener un carácter más moderno o racionalista que el resto de las recovas o pórticos del Centro de Gobierno (ausencia de arcos de medio punto). Este carácter de modernidad también se ve reflejado en lo que parece ser la disposición de las ventanas: mucho más abundantes y próximas unas a las otras que en el resto de los edificios proyectados. Por lo que sugiere el croquis, la imaginación permite sospechar que se hubiera tratado de un edificio más vidriado que los demás, aunque mantiene, por lo visto, el techo de tejas a dos aguas.

Contrastemos este monoblock propuesto con las actuales instalaciones del Archivo General de la Provincia. Se ubican éstas fuera del Barrio Cívico pero próximas a él. Desde 2002 ocupan como sede definitiva la antigua estación del ferrocarril trasandino (ver y ver), a la cual se ha sumado durante 2008 y 2009 un anexo para depósitos y una plaza pública en el antiguo bosque de casuarinas. Aquí se describen los trabajos realizados y por realizar.

En el círculo rojo, actual ubicación del Archivo General de la Provincia, en la estación del ex ferrocarril Trasandino.

Lo antiguo y lo nuevo. La ex estación del Trasandino y el nuevo edificio para depósitos del Archivo General de la Provincia. Click sobre la imagen para ampliar.

Interior del nuevo depósito. Los Andes, 19 de junio de 2009. Click en la foto para ir a la nota sobre el depósito.

.

Los arquitectos Mercedes Castro, Federico Cohen, Emanuel Fernández y Silvia Salustro obtuvieron por este trabajo en 2010 un reconocimiento especial en la categoría “jóvenes de hasta 35 años en obras menores a 500 m2″ del Premio Edificar. (Ver esta nota y esta otra)

Llama la atención la diferencia en las dimensiones dedicadas al archivo. Basta con leer la cita de la Memoria Descriptiva que reproduje más arriba para percibir que don Belgrano Blanco estaba proponiendo toda una política archivística que no se adoptó nunca. Da la impresión de que para el arquitecto y su equipo, el Archivo General debía reunir todos los documentos de todas las reparticiones de la provincia. Hasta donde puedo saber, en el día de hoy cada una tiene su archivo propio, superpuestos al Archivo General.

Así, por ejemplo, el archivo de la Dirección General de Escuelas, organismo autárquico cuya batalla archivística aun no cesa, como lo ilustra esta nota del diario El Sol.

.:.

Finalmente me gustaría ampliar el foco hacia el proyecto completo de 1948. Creo que en el primer párrafo de la cita Belgrano Blanco sentó los dos criterios fundamentales para proseguir con el Centro Cívico, que fueron a la vez las dos razones por las cuales del proyecto original no se hizo nada más. Dos criterios, dos razones, dos campos en los cuales la batalla entre idea y realidad resultó desfavorable para el proyecto original del Centro Cívico de Mendoza.

“Progresivas necesidades de la Administración Provincial”. Esas necesidades futuras no se amoldaron al plan concebido por Belgrano Blanco. Ni Legislatura, ni Archivo, ni Residencia Oficial se encararon, sino más bien Palacio Municipal, Palacio Policial, etc., edificios que no tuvieron cabida en el proyecto de 1948 y que hicieron sentir su mayor urgencia, apareciendo en el solar del Barrio Cívico y desarticulando una planificación que no los había contemplado. Se adivinan en esto dos extremos: por un lado es imposible negar que el estado actúa con una forma de concebir la política edilicia de espaldas a la planificación y labor de largo plazo, movida sólo ante la urgencia; por el otro, y por qué no admitirlo, es posible que el proyecto de 1948 hubiera “pasado de largo” sobre ciertas necesidades  edilicias más urgentes que finalmente tomaron por asalto su lugar. Aunque justo es reconocer que algunos edificios se previeron en el 48 pero luego se edificaron en otros lugares del Barrio Cívico (Bellas Artes, Auditorio), y otros estaban previstos en otras zonas de la ciudad cuando Belgrano Blanco hizo su plan (Palacio Municipal).

“Posibilidades económicas del Estado”, siempre menores y siempre corriendo detrás de los grandes proyectos, que por esto devienen irrealizables.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s