Edificio del Foro (1953)

Uno de los primeros “intrusos” (aunque no el primero de todos)  que vino a dar una nota discordante con el plan del Centro de Gobierno de 1948, fue el proyectado “edificio del foro”, que finalmente no se construyó. Lo bueno del caso es que desde la opinión pública se salió en defensa del proyecto original que el gobierno parecía ignorar.

La idea era levantar un edificio próximo al nuevo Palacio de Tribunales, que sirviera como sede de las oficinas de abogados y demás profesionales que actuarían ante la justicia. Pero sería un edificio privado y no público, con lo cual el solar destinado a levantarlo se puso a la venta en subasta pública, ya que integraba los terrenos estatales de la Quinta Agronómica que habían sido destinados al proyecto del Centro de Gobierno. El primer aviso de esa subasta que tengo visto apareció el día 6 de diciembre de 1953 en la página 11 del diario Los Andes:

La reacción de la opinión pública no se hizo esperar. El mismo diario, dos días después, daba cuenta de la subasta y ponía el grito en el cielo:

“(…) se insiste en no seguir las previsiones de la planificación oportunamente confeccionada para la construcción del Barrio Cívico”.

“El propósito no es desacertado para facilitar las tareas a los profesionales, pero hay tres cuestiones de fondo -dos inmediatas y una mediata- que están reñidas con los reales objetivos del Barrio Cívico. La primera es que se empieza por no respetar un proyecto que debe trasmitirse de gobierno a gobierno o de generación a generación. La segunda es que será destruido un conjunto arquitectónico bien cerebrado. Y, finalmente, como cosa mediata, que es probable -dentro de un lapso ajustado al ritmo de progreso de la ciudad y de la Provincia- que el edificio del foro sea expropiado por el gobierno con destino a funciones del Estado.”

“El desarrollo del Barrio Cívico debe ajustarse a los principios científicos”, Los Andes, 8 de diciembre de 1953, p. 4.-

Como se aprecia, esto iba más allá de privatizar un terreno de propiedad pública. La queja tenía en cuenta además -y sobretodo- al proyecto urbanístico que se había anunciado con bombos y platillos 5 años antes y que se estaba ejecutando… Esto se demuestra porque en la nota también hay un “palo” dirigido al edificio de la actual escuela Arístides Villanueva, un edificio público que era un “intruso” anterior… Pero esa historia otro día…

El Centro de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores de Mendoza hizo llegar al diario una nota que el mismo publicaba el 9 de diciembre, sumándose a la oposición al proyecto y a la subasta del terreno, pues ella

“afecta en forma irreparable el destino que le asignara un planeamiento urbanístico actualmente en marcha con la construcción de los palacios de Gobierno y de Justicia”

“Al fraccionamiento de terrenos del Barrio Cívico hay oposición”, Los Andes, 9 de diciembre de 1953, p. 4.-

¿Cuál era la fracción a subastar? ¿Dónde se iba a ubicar el “edificio del foro”? Este croquis lo muestra:

Los Andes, 8 de diciembre de 1953, p. 4.-

Actualmente ese espacio es parte del terreno ocupado por el edificio de la Municipalidad de Mendoza. Lo que aparece como “Avenida de acceso este” es la actual calle Virgen del Carmen de Cuyo, que hoy se interrumpe en  la municipalidad (y luego se reanuda hacia el oeste), pero que en esa época continuaba con una curva. Su nombre se refiere a su función: era el acceso a la Quinta Agronómica y Belgrano Blanco también la había planteado como acceso al Centro de Gobierno por el este.

Superposición aproximada del croquis de Los Andes en foto satelital actual.

Foto aérea de Catastro hacia 1960. Se observan la continuidad y la curva de la "avenida de acceso este", actual Virgen del Carmen de Cuyo, y la vegetación que hoy forma parte de los jardines municipales. Aún no se prolongaba la calle España. Del libro "La enoteca. Patrimonio de la tierra del vino", p. 72.-

La misma "avenida de acceso este" y una vista hacia el palacio de justicia sólo interrumpida por árboles. Se ve con más claridad el ala este de la casa de gobierno. Foto: Los Andes, 20 de diciembre de 1961, 2da sección, p. 5.-

Tan en mira se tenía el proyecto original, que la crítica del diario hace apreciaciones muy específicas sobre lo que  según lo planeado, debía haber en el terreno en cuestión:

“El proyecto de 1948 preveía en ese preciso lugar jardines y un espacio de agua.”

“El desarrollo del Barrio Cívico debe ajustarse a los principios científicos”, Los Andes, 8 de diciembre de 1953, p. 4.-

Tampoco descuidaba la crítica otro aspecto: el de la trama vial, que sufriría alteraciones importantes más adelante:

“…al prolongarse dentro del Barrio Cívico la calle España, se producirán los cruces perpendiculares, de modo tal que en principio quedará anulado el régimen vial interno del barrio gubernamental, distinto, por cierto, al predominante para el resto de la ciudad que es el del damero clásico.”

Ídem.-

Quienquiera que escribiera la nota de Los Andes tenía muy en mente las formas y los principios del plan de urbanización de Belgrano Blanco:  la Memoria Descriptiva del proyecto de 1948 expresa en su página 30 el designio de evitar los cruces perpendiculares. Y en uno de los planos del proyecto total pueden verse los jardines, el espacio de agua (que conformaban la “Plaza Secundaria”, ver p. 17 de la Memoria), y la inexistencia de la  prolongación de la calle España…

El proyecto de 1948: jardines y una fuente frente al palacio de Tribunales. En amarillo, la calle España "topa" en el Centro de Gobierno.

La subasta, sin embargo, siguió adelante y culminó con éxito, siendo adquirido el terreno por la constructora Bonachela S.R.L. Actualmente existe una constructora llamada “Antonio M. Bonachela S.R.L.”, no se si se tratará de la misma (ver).

"Se efectuó ayer la venta de numerosas propiedades fiscales", Los Andes, 10 de diciembre de 1953, p. 4.-

Algunas semanas más tarde, el gobierno publicó el proyecto del edificio. De líneas modernas, poco se relacionaba con la arquitectura del Centro de Gobierno… Tenía plazo de un año para levantarse, pero nunca se edificó. Y esa es la parte de la historia que me falta: ¿por qué?

Los Andes, 4 de enero de 1954, p. 5.-

Una década y media después se alzaba en el mismo solar el Palacio Municipal, que tampoco había sido previsto allí por el plan original. Una cosa mantuvo el nuevo edificio: una fracción ajardinada.

Hasta el día de hoy la cuestión sobre las oficinas de los abogados sigue siendo problemática. Numerosos estudios se han ubicado en casas residenciales del Barrio Bombal, al sur del Barrio Cívico, provocando un conflicto de usos entre los vecinos que allí habitan y el movimiento de trámites de los estudios. Mientras tanto, al norte del Barrio Cívico, entre las calles Pedro Molina y Colón, la trama urbana está agujereada por varios terrenos baldíos que podrían ser llenados con importantes torres de oficinas. En los últimos dos años podemos hablar de dos nuevas: la torre Altivo y la torre de la Cámara Argentina de la Construcción.

Hace poco más de un año, la idea de edificar oficinas privadas en el Barrio Cívico por iniciativa de un poder público fue reeditada por la municipalidad de la Capital, cuando se anunció que se estaba trabajando en un proyecto de uso mixto (cultural y de oficinas) para el terreno al sur del Palacio Municipal (ver, ver “Así lo reemplazarían” y ver). No se volvió a mencionar el tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s