Tesis – Remodelación y ampliación del Palacio de Justicia (2008)

A mediados de 2008 se pudo ver una tesis de grado de dos noveles arquitectos de la Universidad de Mendoza, Leticia Rubiolo y Sebastián Torres. Consiste en la edificación de un anexo al Palacio de Justicia, sobre la actual playa de estacionamiento al este del edificio, sobre av. España.

Los autores subieron una animación a youtube, que reproducimos aquí.

.

.

El diario Uno se hizo eco de la tesis un tiempo después, en una nota de julio de 2008.

Un nuevo look para los Tribunales

Dos flamantes arquitectos hicieron un proyecto de remodelación y ampliación del Palacio de la Justicia. 

28 de julio de 2008

El 25 de abril último, Leticia Rubiolo y Sebastián Torres presentaron una tesis que les sirvió para graduarse de arquitectos en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad de Mendoza.  El trabajo se tituló “Remodelación y Ampliación del Palacio de Justicia de Mendoza”, contó con el asesoramiento y dirección de los arquitectos Juan Brugiavini y Juan José Schmidt y recibió la más alta calificación de esa Casa de Estudios.

La composición de dicho edificio se basó en varios conceptos; por un lado, históricamente los Palacios de Justicias se desarrollaron en torno a un patio y en este caso se expresa en forma de U invertida a modo de pórtico monumental que enmarca y pone en valor al histórico palacio, formando ese tradicional patio debajo de él, a su vez sirviendo éste de atrio de dicho edificio y quedando definido un gran espacio cívico de 100 metros de largo de norte a sur por 50 metros de ancho de oeste a este.

Para dar solución al problema actual de hacinamiento y trámites burocráticos, el programa contempla la división de las áreas penales y civiles. Las primeras se desarrollarían en el edificio existente, mientras que lo concerniente a lo civil sería trasladado al nuevo edificio; logrando así la satisfacción en la ubicación lógica de las dependencias con espacio y confort suficiente. También se estudió la comunicación entre ambos para asegurar agilidad y rendimiento de las actividades.

Al edificio se accedería a través de una esfera vidriada en el que el usuario desciende un nivel para llegar al hall principal de distribución del conjunto, logrando así una mayor pureza visual a nivel peatonal. En ambos edificios se hayan juzgados, cámaras, fiscalías y defensorías penales y civiles, obteniendo en estas, mayores superficies que responden a la necesidades existentes y futuras.

El proyecto aporta además, espacios de interés como una plaza cívica, una sala de exposiciones, una nueva biblioteca con tecnología multimedia, amplios auditorios, una terraza jardín con mirador y un buffet en el centro del nuevo edificio. / Fuente: um.edu.ar

.

Estas imágenes aparecen junto a la nota:
.

El edificio propuesto.

El actual Palacio de Justicia.

El conjunto que resultaría, visto desde el noroeste.

El ingreso al anexo propuesto por la tesis.

Croquis del anexo.

Los arquitectos Leticia Rubiolo y Sebastián Torres, autores de la tesis, junto a la maqueta del proyecto.

.

Como siempre dejo bien en claro, mis impresiones ante todos estos temas son desde el punto de vista de un aficionado a lo sumo, que observa las cosas desde la platea.

Cuando encontré esta tesis en youtube lo primero que me vino a la mente fue que es bueno que se siga pensando en el Barrio Cívico como sede de edificios públicos, para que cumpla su misión tantos años después de concebido. También es bueno que se piense en ampliar la superficie edilicia del poder judicial.

En cuanto al estilo del edificio, desde que se abandona en los años 50 el proyecto íntegro de 1948, la uniformidad de estilos en el Barrio Cívico no es para mi un requisito, antes bien, los contrastes bien manejados suman.

¿Y qué es un contraste bien manejado? Uno que no violenta las proporciones y ubicaciones relativas de los demás edificios. En la primera entrada de este blog cité a Ponte y a un artículo de la revista Summa, donde se deploraba esa falta de unidad de composición en las adiciones y proyectos que se fueron sumando con los años al Barrio Cívico. Creo que por ese lado viene lo que me inquieta un poco de esta tesis.

Debe concederse que la ubicación elegida para el edificio propuesto no es fácil de resolver. La realidad impone que el terreno es una reserva de espacio para el poder judicial, pero estamos ante el único punto donde el eje del Centro Cívico se quiebra (ver entrada anterior, punto III). La playa de estacionamiento en la que iría esta propuesta hoy brinda un vacío de amplitud ideal para que el Palacio de Justicia se relacione menos conflictivamente con la orientación divergente del Palacio Municipal y con el resto de la “cinta de torres institucionales”, que corre N-S entre España y 9 de julio (las torres son la de Tribunales Federales y el Palacio Municipal, más una eventual torre de oficinas en la playa al sur de éste). El Palacio y la “cinta” pertenecen a épocas distintas del Centro Cívico, por lo que su interfase es complicada y el espacio libre, no edificado, la facilita. Llenarlo con una torre tan alta es una apuesta arriesgada.

Respecto a la altura del edificio ideado, no solamente supera con creces al Palacio de Justicia y al Palacio Municipal, que son su entorno inmediato, sino que además sobrepasa con mucho a la Casa de Gobierno, que es el edificio cabecera de todo el Centro Cívico. La sensación como espectador es que la torre está fuera de escala…

Por supuesto que a nadie está prohibido proponer una escala nueva, una renovación del espacio. Lo significativo de ese cambio es que se propone dentro de un contexto edilicio más amplio que el Palacio de Justicia, con organicidad, simbolismo institucional y desarrollo histórico propios. La fundamentación del proyecto debe justificar la nueva escala propuesta sin pasar por alto esos aspectos. Claro que estoy opinando a partir de una nota periodística sobre la tesis y no a partir del documento mismo de la tesis, que bien puede haber aludido a ellos. En todo caso son las inquietudes de un observador listo para aprender, no las de un juez.

Dentro de lo posible hay que volver a concebir al Centro Cívico como un juego de volúmenes en el que cada uno tiene funciones que le dan su jerarquía, y esa jerarquía se expresa a su vez en los volúmenes y en su disposición relativa sobre un plano que, por su historia, tiene líneas y ejes de los que también hay que hacerse cargo al proyectar novedades. Un poco como si se hubiera diseñado todo desde cero, a la manera de Belgrano Blanco, pero not quite, porque semejante unidad de concepto ya no es posible. Pero es el desideratum al cual tender, o la lámpara desde la cual iluminar las adiciones…

Anuncios

Un pensamiento en “Tesis – Remodelación y ampliación del Palacio de Justicia (2008)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s