Proyecto – Centro Judicial Mendoza de la Justicia Federal

Este es un proyecto que viene latiendo hace tiempo y que en cualquier momento puede resurgir como noticia. De él se habló en el año 2007, y por lo que he visto parece que el Poder Judicial de la Nación lo viene pidiendo como parte del presupuesto para 2011 (ver el seguimiento de este proyecto en Skyscrapercity.com).

Se trata de la edificación de un anexo a la torre de los Tribunales Federales de Mendoza sobre la playa de estacionamiento vecina con frente a av. España.

Además aparece solicitado para el presupuesto de este año un trabajo de adecuación del 5to piso del edificio. Si consideramos como Planta Baja a la planta de ingreso, que está elevada, el 5to piso vendría a coincidir con la terraza, con lo que su adecuación podría consistir en la transformación de esa terraza en espacio útil para oficinas.

Sobre foto de gabgomez (Panoramio). Click para ir a la fuente.-

No se conoce oficialmente un proyecto edilicio para el anexo, pero hace un tiempo se exhibe uno en la página oficial de los arquitectos Ariel Furtado y Mario Isgró.

El proyecto de anexo de Furtado-Isgró

La propuesta es una torre, y además vemos cubierta a la terraza de la torre actual. Es muy probable que una torre nueva sea la forma más simple y económica de resolver en el espacio disponible los requerimientos edilicios de los tribunales federales en Mendoza. La torre actual es hace bastante tiempo insuficiente.

Si fuera este el proyecto oficial, estaríamos ante una segunda torre en el sector norte de la “cinta de torres institucionales” (ver punto III). Aquello de “una torre por sector” que había comentado en esa ocasión quedaría descartado. Y lo mismo corre para las relaciones de altura, ya que esta torre nueva parece ser incluso más alta que la torre de la Municipalidad.

Para preservar aquel ensayo de visión orgánica que es la “cinta”, lo único que se me ocurre (como lego) es que el anexo sea un volumen más amplio y más bajo que la torre actual de los federales… Se podría “crecer hacia abajo” con oficinas en subsuelos y patios ingleses, o combinar con el ejército para edificar hacia ese lado… Son todas ideas demasiado complicadas frente a la simplicidad de una torre, pero aquí tratamos de mirar la totalidad del Barrio Cívico, y bajo esa mirada una simple torre viene a complicar más un conjunto que ya se adivina bastante inorgánico…

O podríamos incorporar esta segunda torre más alta como algo inevitable y redefinir de alguna manera la regla volumétrica de la “cinta de torres institucionales”… Después de todo, la “cinta” es sólo un ensayo mío de visión orgánica, como simple espectador sin formación profesional en estas cuestiones. Lo importante, con o sin torre nueva, con o sin “cinta”, es formular una visión urbanística del Barrio Cívico que nos lleve más allá del tratamiento segmentado tipo loteo o del tratamiento de “edificios libremente desperdigados en un parque”… Esa es la inquietud fundamental hacia el futuro que late detrás de este blog…

En fin, proyectar en ese terreno es un desafío interesante. Sería muy bueno que se convocara un concurso de anteproyectos o al menos de ideas, que proveyera un número mayor y más variado de soluciones posibles. Sin embargo, un concurso también es una operación costosa…

La torre de los Tribuanles Federales y en primer plano la playa a ocupar con el futuro anexo. Click para ampliar.-

Nuevamente, es muy difícil formular una visión volumétrica del conjunto urbanístico “Barrio Cívico” cuando las necesidades de espacio de cada repartición pública son crecientes. Esto me lleva a algunas reflexiones:

  1. El Barrio Cívico todavía tiene futuro y puede seguir alojando edificios públicos.
  2. Pero también es cierto que no es un barril sin fondo y que su capacidad espacial se limita aun más si vamos a exigir una visión edilicia global, en la que lo existente nos marca ritmos y topes…
  3. El parque cívico es uno de esos límites, el más significativo.
  4. Tan importante como saber donde edificar es saber donde NO edificar… Para eso hace falta algún urbanista entre tanto arquitecto… Y si es un urbanista con autoridad y jurisdicción exclusiva sobre el Centro Cívico, mejor.
  5. Habrá que dejar de lado la idea de que en el Centro Cívico deben ir absolutamente todos los edificios de la administración. Simplemente no hay espacio para sostener ese principio, que en 1959 llegó a tener consagración normativa cuando estalló la “crisis” con la Nación por el actual edificio de la AFIP en San Martín y Garibaldi (ya veremos esa historia).
  6. De todas maneras, se puede ir pensando en el entorno inmediato del Barrio Cívico como zona preferencial para el asentamiento de nuevos edificios públicos, diseñando un plan orgánico al respecto. E incluso en una expansión del Centro Cívico mismo sobre ese entorno. Hay potencial para ambas cosas.

.:.

ACTUALIZACIÓN 2012: luego de leer la entrevista que los arqs. Ariel Furtado y Mario Isgró tuvieron con la revista Todo Obras (click para ir al número pertinente) hay que aclarar que el proyecto de la torre anexa que se ve en la imagen podría en efecto ser la tesis de grado de Mario Isgró y no un proyecto oficial para ampliar los tribunales.

.:.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s