Capilla, convento y escuela de las Hermanas Terciarias Franciscanas

Hace un tiempo recibíamos el comentario de la Sra. Ester Martínez, preguntando por el Convento de las Franciscanas que quedaba en av. San Martín contiguo al zanjón Frías… Transcribo el mensaje de Ester:

 

Nací en 1943 y a los 5 años estuve pupila en el convento de las monjas franciscanas que existía en la Quinta Agronómica, sobre la calle San Martín de Mendoza. La iglesia se llamaba Santa María de los Ángeles. Tengo una foto con la hermana Sor Giselda Frontera. ¿Qué pasó con las hermanas y por qué no las nombran?

Publicado en Prehistoria del Barrio Cívico (I)

 

En ese momento le respondí a Ester que efectivamente tenía conocimiento de la existencia del convento. También que  la propiedad de las hermanas no formaba parte de la Quinta Agronómica, sino que eran terrenos contiguos. Sobre el destino del convento, una parte se habría expropiado para extender la calle 9 de julio hacia el sur, otro sector fue loteado por las monjas, y finalmente, hacia el año 1968, la manzana quedó por entero como propiedad del Instituto Nacional de Vitivinicultura.

Ahora puedo ser más específico sobre lo que ocurrió porque tengo a la vista una nota aparecida en el diario Los Andes en julio de 1955. En ella se anuncia precisamente el loteo del solar de las hermanas y su mudanza a Guaymallén. Voy a transcribir por entero la nota, que además trae unas fotos que lamentablemente, por el envejecimiento del papel de diario, no son de la mejor calidad.

 

“LOS ANDES, martes 26 de julio de 1955.

“Fué Proyectado el Loteo del Terreno que Ocupan la Capilla, Colegio y Casa de las Hermanas Franciscanas

“Las Hermanas Terciarias Franciscanas de la Caridad han solicitado a la Municipalidad de la Capital la autorización para vender en lotes la propiedad que ocupan en avenida San Martín frente a la Compañía de Electricidad de Los Andes. El pedido de las religiosas ha sido aprobado a la fecha por la intendencia municipal y ha pasado a consideración del Poder Ejecutivo de la Provincia en último trámite exigido por ley.

“Hemos visto el plano del inmueble a enajenarse y podemos afirmar que la proyectada subdivisión del terreno es total, lo que necesariamente implica la desaparición de la capilla, del local de la escuela y de la casa que ocupan las integrantes del instituto religioso. De esta propiedad de más de mil metros de superficie saldrán varios lotes, además de las fracciones que por imperio de la ley deben ser donadas para la apertura de calles.

“Otros casos de enajenación de bienes.- No son frecuentes en Mendoza los casos de enajenación de bienes pertenecientes a comunidades de la Iglesia Católica. Cabe recordar como hechos sobresalientes: en el pasado, el loteo de la estancia El Carrascal, de los padres agustinos, que abarcaba zonas de Guaymallén y de nuestra ciudad, y en el presente, hace pocos meses, el loteo de una parte de la quinta del Monasterio de María, en calle Patricias Mendocinas y España.

“Un loteo que se justifica plenamente.- El loteo proyectado por las Hermanas Terciarias Franciscanas de la Caridad se justifica, a nuestro entender, plenamente. Son diversas las causas que convergen en este sentido a una conveniencia de orden general. En primer término, están como argumentos valederos las fallas de antigüedad y la falta de comodidades que se observan en el cuerpo edificado de propiedad de la congregación. Casa hecha de adobes y proveniente en parte del siglo pasado, no constituye actualmente motivo de ornato para el municipio ni local adecuado para escuela. Es ponderable la labor educacional de las religiosas, pero indudablemente sería mucho mejor si dispusieran para su colegio del ciclo primario de aulas y salas para oficinas y ceremonias construídas de conformidad a las normas de la arquitectura funcional y pedagógica moderna.

 

"(E)l frente de la capilla". Los Andes.

 

“Otra circunstancia que da oportunidad a la venta del inmueble se halla en el trazado impuesto a otra de las avenidas de acceso al Barrio Cívico. Esta futura avenida se detiene actualmente en la zona sur-este, en la esquina de calles San Martín y Morón. Para prolongarla hacia el oeste es preciso demoler forzosamente la capilla y el local de la escuela de la comunidad franciscana. No queda otra solución, y ello tendrá que ocurrir dentro de poco por los cambios urbanos a que obliga la formación del Barrio Cívico.

 

"(E)l patio del colegio y el canal Frías que suele inundar la propiedad. Con la desaparición de la capilla y del local escolar se podrá prolongar la avenida de circunvalación desde calle Morón". Los Andes.

 

“Otra razón urbanística que hace favorable el loteo, es la prolongación hacia el sur de calle 9 de julio que tomará parte considerable de la quinta del inmueble de las hermanas franciscanas.

 

"(A)specto de la quinta de la casa, que será afectada por la apertura de calle 9 de julio". Los Andes.

 

“La cuarta conveniencia: una sala de primeros auxilios.- Por último existe una cuarta conveniencia que induce a aconsejar y apoyar el remate de la propiedad. El Colegio de las Hermanas Franciscanas ubica en sector urbano céntrico y rodeado de establecimientos de enseñanza que pertenecen a órdenes de la iglesia católica y al gobierno de la Provincia. Por lo general, los edificios escolares circundantes le aventajan en amplitud y confort.

“Se nos ha informado que las Hermanas Terciarias Franciscanas de la Caridad son propietarias en Villa Nueva, Guaymallén, de un terreno tan amplio como el que les pertenece en calle San Martín de esta capital. El inmueble de Guaymallén está situado en calle Pedro del Castillo, entre los carriles Nacional y Godoy Cruz, sector densamente poblado y donde se necesitan con urgencia establecimientos de enseñanza primaria. En ese solar se podría levantar, con el producido del loteo, la capilla, una moderna sede escolar y la casa de las religiosas. La capilla actual es muy modesta y de escaso valor arquitectónico.

“No hay que olvidar, por otra parte, un detalle de orden fundamental. Las componentes de la comunidad franciscana son educadoras y enfermeras de profesión. Como enfermeras prestarán en Guaymallén extraordinarios servicios. Basta con decir que anexa a la casa que construirían en ese departamento, se instalará una sala de primeros auxilios atendidas por ellas, sin perjuicio de la acostumbrada asistencia domiciliaria a los enfermos.

“Para terminar, manifestamos que las  Hermanas Terciarias Franciscanas de la Caridad son de tradición honrosa. Iniciaron su labor educativa y de asistencia a los enfermos y a los desvalidos a raíz de la aparición en Mendoza en 1886 del cólera morbus. Fueron traídas para cuidar niños huérfanos, dejados en el mayor desamparo por el flagelo y cumplieron eficiente tarea.”

 

.:.

 

La capilla, la escuela y la casa de las hermanas lindaban con la margen norte del zanjón Frías. En esta imagen aérea de catastro, tomada del libro de Liliana Girini (La enoteca. Patrimonio de la tierra del vino) creo que pueden verse las construcciones de las hermanas. En rojo marqué lo que creo que era, aproximadamente, la propiedad. En esta imagen la calle 9 de julio ya ha sido trazada en el borde oeste del solar…

 

 

Sobre imagen de catastro reproducida en Girini, "La enoteca. Patrimonio de la tierra del vino." Click para ampliar.

 

 

Se trata del extremo sudeste del Centro Cívico, hoy ocupado completamente por el terreno del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV, que incluye su edificio).

En 1955 estaba en plena ejecución el Barrio Cívico. Se había finalizado las alas este y oeste de la Casa de Gobierno y se encontraba en construcción el cuerpo central. Ya estaba la obra gruesa del Palacio de Justicia.

Es por ese contexto que la nota de Los Andes dice que el loteo era oportuno para abrir hacia el oeste la calle de acceso al Barrio Cívico, a partir de San Martín y Morón. Esa calle de acceso se trata de la continuación de Morón hacia el oeste, y hoy es la av. Peltier.

Además, también era oportuno para continuar con la calle 9 de julio hacia el sur hasta el zanjón Frías, pasando sobre la quinta de las hermanas.

Lo podemos ver graficado sobre imagen actual.

 

Google Earth. Click para ampliar.

 

 

 

Esta es la foto de los años 30 que prometí, y luego satelital actual de Google Earth, para comparar. En ambas imágenes el sector en cuestión se encuentra en la esquina superior derecha.

 

 

Los Andes, "Bodas de Oro", suplemento especial, 20 de octubre de 1932.

 

 

 

El techado a dos aguas de chapa que se ve en el centro de ambas fotos corresponde al taller de los tranvías…

Como la foto antigua es de los años 30, la calle 9 de julio aún no pasaba por la quinta de las hermanas, a diferencia de la foto aérea de catastro…

Se puede apreciar que por lo que fue terreno de las hermanas pasan hoy la av. Peltier y  la calle 9 de julio, y además se encuentra el estacionamiento del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV)…  Es decir que lo que se construyó después del loteo del convento no habría durado mucho, ya que en el 68 toda esa manzana pasó a propiedad del INV y se deben haber efectuado algunas demoliciones para el estacionamiento… Pero la historia del INV en esa manzana y de su edificio queda para otra ocasión…

Hacia el oeste de las franciscanas (hacia arriba en las imágenes) pueden divisarse cultivos de la Quinta Agronómica (en la foto antigua) que hoy son parque y edificios del Centro Cívico. Y si dirigimos la mirada a la esquina izquierda de las dos fotos, vemos la quinta de Bombal en la de 1932 y el barrio Bombal en la foto de hoy…

En la foto de 1932 el zanjón es un hilo de agua, en la foto actual está rectificado y hormigonado…

La comparación de las dos imágenes en general muestra el avance de la urbanización.

Gracias en parte al mensaje de Ester podemos ahora conocer un poco más del pasado del Barrio Cívico, más precisamente de su esquina sudeste, asiento actual del INV.

 

.:.

 

Pero la respuesta no queda completa sin antes mencionar dónde están ahora las hermanas:

Instituto Santa María de los Ángeles
P. del Castillo 3360 – Villanueva
Tel.:(0261)4215281
5521 – Guaymallén, Prov. de Mendoza

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Capilla, convento y escuela de las Hermanas Terciarias Franciscanas

  1. Gracias por el informe tan completos que me enviaron. Estuve pupila en ese colegio hasta los 8 años e inicie alli mi educacion primaria con la enseñanza de las hermanas a quienes nunca olvido. Mis maestras eran las hermanas Sor Griselda Frontera y la hermana Rafaela. La portera del colegio era la hermana Dominga. Me llevaban a la cocina y me enseñaban a cantar “mantelito blanco”. Gracias por el recuerdo. Cuando vuelva a Mendoza trataré de ir al convento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s