Paseo del Bicentenario: ¿qué pasa con los tilos del parque cívico?

Con la aparición de los preparativos para ejecutar el Paseo del Bicentenario se desató un escándalo alrededor de la integridad de la famosa “avenida de los tilos”, ubicada al este del parque cívico, paralela al frente del Palacio de Justicia. De alguna manera se echó a andar el rumor de que el proyecto involucraba la tala de los tilos y la desaparición de la avenida que ellos forman.

La memoria y los planos del proyecto, correspondientes a su licitación y publicados online hace meses, desmienten el rumor.

La avenida de los tilos del parque cívico de Mendoza. Foto: diario MDZ online. http://www.mdzol.com/mdz/nota/264218-fotogaleria-conoce-los-tilos-del-parque-civico-que-los-vecinos-quieren-proteger/

Su ubicación dentro del parque cívico.

Si bien se dijo que “según los planos iniciales, una hilera completa de tilos debía desaparecer” (diario Uno), lo cierto es que en los planos licitados, que son lo oficial en este tema, las dos hileras de tilos aparecen intactas. Una mirada cuidadosa sobre la información del proyecto, que se halla en los pliegos licitatorios del mismo, da por tierra con la idea de que los tilos se vayan a talar. Esta información es pública (ver página de licitaciones del gobierno de Mendoza), hace muchos meses que está online y puede ser estudiada por cualquiera. Los vecinos no la miraron. Peor aún: los medios de prensa tampoco.  Por último el gobierno, si bien la puso online, no informó activamente a la población sobre las obras planificadas en materia paisajística… Todo este escándalo podría haberse evitado con información.

Vamos a observar aquí dos elementos del cuerpo documental licitatorio, para despejar dudas.

MEMORIA DESCRIPTIVA

En primer lugar debe leerse la memoria descriptiva que forma parte de las especificaciones técnicas particulares. En ella podemos leer respecto de los árboles:

1. FORESTALES

1.1 ERRADICACIÓN
(…)
Los árboles que se deberán erradicar con motivo de la ejecución de los trabajos de emplazamiento del Paseo del Bicentenario serán: 12 (doce) olmos, 10 (diez) moreras, 1 (un) tilo, 2 (dos) álamos carolino y 3 (tres) ligustros.
Mientras que aquellos que se erradicarán por solicitud de la Dirección de Recursos Naturales serán: 2 (dos) moras, 1 (una) aralia, 1 (un) ligustro y 2 (dos) casuarinas.

1.2 REMOCIÓN Y TRANSPLANTE
Para la ejecución de los trabajos del puente peatonal sobre calle Pedro Molina se deberá remover 1 (un) ceibo ubicado en el espacio verde y transplantarlo a lugar a designar.

(…)

1.4 PLANTACIÓN
Las obras contemplan la provisión y plantación de un total de 70 (setenta) árboles, de forma de dar cumplimiento a lo dispuesto de plantar 2 (dos) árboles por cada uno que se extraiga. Los árboles a proveer y plantar serán determinados oportunamente por la Inspección y personal del Departamento Agronomía de la Administración de Parques y Zoológico y con personal de la Dirección de Recursos Naturales de la Provincia.
El arbolado público a proveer y colocar son especies de probada adaptación al medio, debiendo tener un crecimiento no menor a 2,50 m y entre 7 y 10 años de edad, debiendo ser de las siguientes especies: Acacia de Constantinopla, Tilo, Liquidambar y Ligustro. Se implantarán en los lugares previstos, con tutores de álamos de 2” por 2”.


El proyecto contempla, en relación con los tilos, la tala de uno solo de ellos. Es decir, que el paseo de los tilos estuvo siempre a salvo, y nunca existió “la decisión del gobernador Celso Alejandro Jaque en talar la avenida Los Tilos”.

Después de este escándalo, al parecer ni siquiera ese tilo se derribará (ver más abajo).

PLANTA DE ÁRBOLES

En segundo lugar, observemos el plano que con el título “planta de árboles” figura entre la documentación de la licitación. Como puede verse claramente en él, la avenida de los tilos aparece a la izquierda en amarillo, al igual que todos los árboles que quedan en su lugar, por lo que su tala no está contemplada.

Más aun, al parecer se plantará otra hilera de tilos hacia el oeste del Paseo del Bicentenario, con lo que es muy posible que éste quede enmarcado entre dos hileras de tilos, la antigua al este y la nueva al oeste.

Otra acción que indica el plano es el trasplante del ceibo que se encuentra donde topa la calle Mitre. El gobernador dijo que el ceibo no se trasladaría, pero como muestra el plano, está justo al inicio del proyectado Paseo, con lo cual habrá que ver si éste se modifica…

"Planta de árboles". De la documentación licitatoria de la obra del Paseo del Bicentenario. Click sobre la imagen para ampliarla.

.:.

HABLA EL GOBIERNO

La aclaración del gobierno, a posteriori del escándalo. Si bien la información ya era pública hacía meses y no fue analizada por quienes desataron el rumor sobre la tala de la avenida de los tilos, no es menos cierto que el gobierno no comunicó activamente lo que se pensaba hacer en materia paisajística, para tener a la población informada y evitar la diseminación de alarmas como esta…

No obstante, por lo que se dijo en la siguiente conferencia de prensa, cabe preguntarse si, además del único tilo que se iba a cortar y que ahora no se corta, habrá otros cambios en el proyecto paisajístico que describen los documentos que observamos anteriormente.

A continuación la nota emanada de la web de Prensa de la gobernación, con lo informado en conferencia de prensa el día viernes (link):

La obra del Paseo del Bicentenario no afectará los árboles históricos

Escrito por Coordinación de Prensa Viernes 07 de Enero de 2011 15:49

El Subsecretario Pombo afirmó que se modificará la traza de una rampa para salvar un añoso tilo, que perteneció a la Quinta Agronómica. Los trabajos se terminarán en 10 meses.

El subsecretario de Obras Públicas, Mariano Pombo, afirmó hoy que “no serán tocados los árboles históricos del Parque Cívico”, con motivo de la realización de las obras correspondientes al Paseo del Bicentenario y Memorial de la Bandera de los Andes.

Agregó además que se “modificará todo lo que sea necesario para no afectar ninguna especie, que haya pertenecido a lo que fue la Quinta Agronómica de Mendoza”.

Y en este sentido señaló que “había un tilo histórico que estaba en peligro, pero que se resolvió correr la traza de una de las rampas de acceso a un puente que se construirá sobre la calle Pedro Molina y con ello, todas las especies, no solo quedarán a salvo, sino que se pondrán en valor patrimonial”.

Este mediodía el mencionado funcionario, junto al director de Recursos Naturales, Daniel Gómez; la Coordinadora Institucional de la Secretaría de Turismo, Magdalena Beltrán y el asesor de Cultura, Pablo Tornello, dieron una conferencia de prensa, con el objeto de desmentir algunos rumores que habían trascendido acerca de que la obra del Paseo del Bicentenario afectaría especies centenarias que habían pertenecido a la Quinta Agronómica.

Todo concidieron, desde distintas ópticas, en otorgarle un valor de identidad, no sólo a la gesta sanmartiniana que, estará reflejada en la obra del Paseo del Bicentenario, sino también a las especies históricas que mantienen viva la memoria de los mendocinos en una época en donde se le dio un impulso decisivo a la industria del vino.

Cabe recordar que la referida “Quinta” fue fundada por Domingo Faustino Sarmiento como Escuela de Vitivinicultura y que desde allí surgieron los principales bodegueros de Mendoza. Se inauguró a fines del siglo XIX, en el predio comprendido entre lo que es hoy las calles 9 de Julio, al este; Belgrano, al oeste; el zanjón Frías, al sur, y Pedro Molina, al norte. Y que contaba con numerosas especies, entre ellas vides de varios tipos, coníferas, moreras, tilos y olivos. Como así un invernadero con plantas exóticas y cría de animales domésticos. También había una bodega (actual Enoteca, del Centro de Congresos y Exposiciones).

A fines de la década de 1940 se inició la construcción de la actual Casa de Gobierno y el Parque Cívico. Varias de aquellas especies aún están en pie, y se encuentran diseminadas en varios sectores. Precisamente, varios tilos están en el sector donde se ha proyectado el Paseo del Bicentenario.

Pombo hizo una síntesis de la obra exhibiendo en diapositivas una maqueta. Dijo que se hará un puente sobre Pedro Molina y rampas para acceso; se construirá una sala para la Bandera de los Andes y otra para las Patricias Mendocinas. Que se unirá, a través de un trayecto de significación histórica, la calle Mitre con el Frente de la Casa de Gobierno; habrá espejos de agua, pero que se respetarán los espacios verdes, la hilera de tilos y todas las especies añosas. Y que -lo reiteró en varias oportunidades- se harán las modificaciones necesarias para preservar el patrimonio, tal el caso de una de las rampas que, de acuerdo a los planos, iba a afectar un tilo inmenso, pero se corregirá y se le dará otra dirección.

Aclaró que algunas morenas jóvenes que no pertenecen a la memoria de la Quinta Agronómica, ubicadas en la playa de estacionamiento frente a la Casa de Gobierno, serán erradicadas, pero que se reemplazarán, tal como lo establece la ley, por el doble de árboles.

El paseo se terminará en 10 meses

Pombo informó que la inversión total de la obra es de $ 9.498.000, cuyo plazo máximo de terminación es de 10 meses. Y en ese punto, expresó su deseo de dejar inaugurado el Paseo, el próximo 17 de agosto.

Por su parte Daniel Gómez, explicó que se están realizando estudios en detalle y que algunos árboles, por su estado de deterioro y porque representan peligro, serán erradicados. El funcionario dijo que uno de los temas fundamentales de su área, es justamente la conservación y puesta en valor de las especies históricas, y que en ningún momento existió la posibilidad de afectar ni siquiera las raíces de las especies consideradas patrimoniales.

Pablo Tornello dio explicaciones acerca del valor cultural de la obra del Paseo del Bicentenario. No sólo se construirá -señaló- una sala para la Bandera de los Andes para que la visiten mendocinos y turistas, sino que se traerán desde el Museo Histórico Nacional de Capital Federal, dos estandartes o banderas españolas que fueron trofeos de guerra (Maipú y Chacabuco), obtenidas por el General San Martín durante las batallas libertadoras.

Mencionó que Mendoza se identifica con la gesta libertadora y que el Paseo, en todo su trayecto, será un relato de la historia de aquella epopeya. La Bandera de los Andes ya no estará escondida. Antes –recordó- hasta 1992, estaba en el cuarto piso de la Casa de Gobierno, actualmente, en Planta Baja, pero siempre, las visitas están sujetas a días y horarios, nunca se puede apreciar un fin de semana o feriados.

En tanto, Magdalena Beltrán, exaltó la obra como un valor agregado de trascendencia para el turismo cultural. Se prevé una importante afluencia no sólo de turistas, sino de los propios mendocinos, en especial de estudiantes. Será un motivo de atracción fuerte para quienes visitan nuestra provincia.

Los funcionarios del Ejecutivo explicaron el valor patrimonial de los árboles del Parque Cívico. En la la sede de la gobernación estuvieron (de izquierda a derecha): Daniel Gómez (Ambiente), Mariano Pombo (Infraestructura), Magdalena Beltrán (Turismo), Pablo Tornello (Cultura).

Redacción: René Héctor Puig

Edición: Sandra Pizarro


.:.

¿CUÁL ES LA ANTIGÜEDAD DE LOS TILOS?

En medio de esta situación se dijo y se escribió varias veces que los tilos eran centenarios y que habían pertenecido a la antigua Quinta Agronómica.

Sin embargo, algunos elementos permiten dudar de esta aseveración.

En primer lugar, no figuran los tilos en el plano de la Quinta Agronómica confeccionado por Liliana Girini al cabo de la  investigación realizada para su libro La Enoteca. Patrimonio de la tierra del vino.

En segundo lugar, no se los ve en las primeras dos fotografías, y en las posteriores se los ve muy jóvenes:

1951 o 52. Vista hacia el ala este de la Casa de Gobierno en construcción. Si actualmente nos parásemos en ese punto, veríamos tilos a nuestros flancos. En la imagen antigua no se ven árboles ni sombras de hipotéticos añosos ejemplares, por lo que no habrían existido en ese lugar, y por ende los tilos no provendrían de la Quinta Agronómica. Foto: revista "La Quincena Social", Mendoza, nº 775 y776, abril y mayo de 1952.

1955. No hay árboles entre el Palacio de Justicia y el inicio de la avenida de las casuarinas. En 1955, cuando la Quinta Agronómica ya no existía, todavía no había avenida de los tilos. Foto: Los Andes, mayo de 1955. Click sobre la imagen para ampliarla.

Los Andes, mayo de 1958.

La imagen superior pertenece a una nota del diario Los Andes de 1958. La nota menciona que “(…) altos y delgados arbolitos, hacen suponer que algún día habrá sombra sobre la vereda del acceso izquierdo desde Pedro Molina.” Eso es lo que muestra la foto. El “acceso izquierdo” era una calle que formaba parte del trazado original del Barrio Cívico, y que junto con otra paralela a él vinculaban Pedro Molina con Virgen del Carmen.

En amarillo el "acceso izquierdo desde Pedro Molina" del que habla el diario. Sección de planta del proyecto original del Barrio Cívico. Click sobre la imagen para ampliarla.

Estos dos accesos fueron suprimidos en la reforma del trazado realizada en los años ´60, pero  el “izquierdo desde Pedro Molina” coincide bastante con la actual avenida de tilos. De hecho cabe conjeturar que los tilos fueron una forestación dirigida a enmarcar esa calle de acceso y, por lo tanto, obedecerían estrictamente a la planificación del Barrio Cívico y no a la antigua Quinta Agronómica. Una vez suprimida la calle e integrada al parque, habría quedado la avenida de los tilos como una huella o eco de la misma.

La conjetura gana consistencia cuando vemos que las dos hileras de tilos se interrumpen justo en el punto en que el “acceso izquierdo desde Pedro Molina” se hubiera cruzado con otra calle suprimida: la que se prolongaba paralela al costado norte del palacio de justicia.

El suprimido "acceso izquierdo desde Pedro Molina" y la avenida de los tilos coincidente con él (en amarillo). Además, las hileras de tilos se interrumpen en el punto en que el acceso izquierdo se hubiera cruzado con otra calle suprimida (en celeste). Click sobre la imagen para ampliarla.

La coincidencia de los tilos con estos elementos de la planificación original del Barrio Cívico (eliminados en los 60) es un punto más que nos persuade de que dichos árboles no corresponden a la Quinta Agronómica. Decimos “un punto más” y no “el” punto, porque en parte el diseño original de calles del Centro Cívico también correspondía con las primigenias calles internas de la Quinta, por eso son necesarios otros elementos, como las fotos. “El” punto son las fotos del 51 y del 55…

Tanto la foto de 1951 como la de 1955 muestran al “acceso izquierdo desde Pedro Molina” sin forestación. ¿Serán entonces los tilos los “altos y delgados arbolitos” que se ven en la foto de 1958? Podríamos conjeturar razonablemente que sí. Si se opta en cambio por creer que esos arbolitos de la foto no son los tilos sino los otros árboles hoy paralelos a ellos, tampoco se ven en la imagen más árboles que esos pequeños. De manera que, o la foto del 58 es de otros árboles y todavía no hay tilos, o la foto es de tilos jovencitos. En cualquier caso, no vemos en la imagen árboles adultos como los que veríamos si hubiesen allí ejemplares remanentes de la antigua Quinta.

Más fotos:

1964. Hasta donde entiendo, los tilos estarían plantados hace poco en esta foto. Si fueran tan antiguos como se ha dicho, deberían tapar la Casa de Gobierno desde esta perspectiva. Foto: Los Andes, 13 de julio de 1964. Click sobre la imagen para ampliarla.

1971. Se ve claramente una avenida de árboles al este de la fuente central (izquierda en la foto, serían los tilos). Han crecido pero siguen viéndose jóvenes.

Todas estas imágenes indicarían que los tilos, valiosísimos y merecedores de todas nuestras defensas, no formaban parte, como se ha dicho, de la Quinta Agronómica. Serían posteriores a ella, de la época del Barrio Cívico, a diferencia de las casuarinas y los olivos que sí formaron parte de la Quinta.

En mi opinión esto queda corroborado con fuentes más formales, por ejemplo, la siguiente monografía del ingeniero agrónomo Alejandro Melis: “Árboles históricos del Centro Cívico de Mendoza”, publicada en la Revista de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo, nº 32 (2), p. 115, Mendoza, 2000.

Ahora bien, que los tilos no hayan pertenecido a la Quinta Agronómica no significa que no deban ser protegidos. Al contrario,  forman parte integral del parque cívico y debe preservarse su integridad. El objeto de estas aclaraciones es simplemente ajustarnos a los hechos:

  • los tilos no parecen formar parte del patrimonio forestal de la histórica Quinta, ya que serían posteriores;
  • no estuvo en los planes del gobierno derribar la avenida de tilos. Si verdaderamente hubiera sido ese el plan, desde esta página hubiéramos apoyado la protesta vecinal.

Anuncios

4 pensamientos en “Paseo del Bicentenario: ¿qué pasa con los tilos del parque cívico?

  1. Defendamos el árbol. Es de todos. Pero es responsabilidad de todos.
    No sólo hay Tilos centenerios, también pueden observarse dos gigantescas coníferas que tengo entendido que pertenecen a la especie Sequoia.
    Los tres césares: el primer César construyó Roma, el segundo César la disfrutó, el tercer César Nerón, la incendió y la historia no muestra que sólo se recuerda a Nerón.

  2. Atendiendo las palabras de, Magdalena Beltrán, “exaltó la obra como un valor agregado de trascendencia para el turismo cultural. Será un motivo de atracción fuerte para quienes visitan nuestra provincia”. ´
    Con el correr de los días cobra más fuerza el concepto que la obra planteada estaría en contradicción con el eje estratégico de Desarrollar el territoriolo de manera equilibrada, equitativa y sustentable. El mismo fue consensuado en el marco del Plan Estratégico y plasmado en el documento del Compromiso del Bicentenario. En este contexto la solicitud al Ministro de Obras, es que este memorial sea repensado, y agrego que es una excelente oportunidad para que los mendocinos debatamos y acordemos en qué lugar del territorio queremos que sea llevada la Bandera del Ejército de los Andes ya que como dijo Beltrán será un fuerte motivo de atracción que sin duda conllevará a un desarrollo del lugar donde se exponga.

  3. Bienvenida, Claudia; gracias por el comentario.
    Es intersante el debate que plantea sobre la ubicación de la bandera de los Andes. Si yo participara de esa conversación, le diría que históricamente la bandera se considera bajo custodia del gobernador de Mendoza y que, por lo tanto, hace muchos años que donde tiene su sede el gobernador, la tiene también la bandera. Tanto es así que en 1941 y en 1948 se ubicaban en el Barrio Cívico sendos proyectos de salas para la bandera de los Andes, junto con la sede del ejecutivo provincial; pero ninguno se llegó a edificar. Por eso, en principio y atentos a la historia, los argumentos juegan a favor de un memorial para la bandera ubicado en el Barrio Cívico, y por eso le comenté a otra lectora que este proyecto tan polémico intenta saldar una deuda histórica con los proyectos originales.
    Por otro lado, y además de la historia, también parece natural que un elemento de semejante relevancia histórico-política tenga su sede en el centro político de la provincia.
    No obstante, también hubo proyectos para llevar la bandera a otros lugares (un mamotreto en Plaza Independencia a inicios de los 40 y supongo que el malogrado Memorial Sanmartiniano de Rodolfo Gabrielli al pie del Cerro de la Gloria)… Podría debatirse una ubicación nueva, sin desconocer que la tradición da argumentos a favor de mantener la bandera en el Centro Cívico. Eso aportaría yo al debate.
    ¿Cómo la ubicamos dentro del conjunto del Barrio Cívico? También lo podríamos debatir con provecho, y un llamado a concurso de arquitectos hubiese sido lo mejor. No obstante y como ya lo expresé en otro lugar del blog, no comparto la posición de intangibilidad de todos y cada uno de los elementos del parque (exceptuando los árboles históricos o los conjuntos significativos como los tilos), por lo que en principio no tengo objeciones a la ubicación del proyecto actual, si bien hay muchas caracterísicas del mismo que no me convencen.
    En resumen, no faltan razones para ubicarlo en el Barrio Cívico, pero hubiese preferido un concurso de anteproyectos a algo tan unilateral como esto. En algo podemos ser unánimes y es en la desprolijidad de todo el procedimiento.

  4. les informo que no están haciendo nada de lo que dijeron de cuidar y no tocar los tilos, cada vez los dañan mas… hagamos algoo
    por favor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s